Libro “Please Love Me” eBook
6 mayo, 2018
El Fundamento de Access
9 noviembre, 2018
Show all

Certificación Access Bars

300,00

¿Qué es Access Bars?

Las Barras son 32 puntos en la cabeza donde se han almacenado todos los pensamientos, ideas, creencias, consideraciones, emociones y actitudes que considerabas que eran importantes para ti. Cuando activas Las Barras, es como presionar el botón suprimir en tu computadora y abrir un espacio para algo diferente.

Básicamente las Barras son el disco duro de tu computadora. Son literalmente las cosas que has ido almacenando en tu mente y enlentecen tu vida.

De hecho, las ondas cerebrales reducen su velocidad cuando activas las Barras y permite el acceso a borrar patrones de conducta, sistemas de creencias y puntos de vista desde donde has estado actuando desde la infancia. Comienzas a estar más presente en tu vida y el pasado ya no se proyecta hacia el futuro de la misma manera. Al activar las Barras estas, literalmente, cambiando las probabilidades de futuras posibilidades.

Es una herramienta poderosa que la puedes usar tanto en tu vida personal como profesional.

En este vídeo puedes escuchar las conclusiones a las que llegó el Neuro-científico Dr. Fannin, él mismo se sorprende de los resultados recogidos tras una sesión de Access Bars® .

Categoría:
Descripción

¿Para quién es?

No hay contraindicaciones, cualquiera que sea tu situación, quizá te sientas enfermo, estresado o disconforme con tu trabajo. Si sientes que hay algo en tu vida que no funciona, este curso es para ti.

Puede que estés embarazada y quieras crear un espacio maravilloso para tu familia. Tienes hijos y quieres mejorar la relación con ellos. ¿Sabes que ellos además de recibir las sesiones también pueden aprender Access Bars? Si participas en un curso con tu hijo y es menor de 14 años no paga. ¿Te apetece hacerte este regalo en familia?

¿Cómo es el curso?

Son cursos de 1 día con una parte teórica en la que se explica con detalle qué es Acces Bars, cómo se hace una sesión y cómo puedes usarlo.

La segunda parte del curso es totalmente práctico.  Haces dos sesiones a tus compañeros y recibes otras dos sesiones.

Mientras haces la sesión vas a estar guiado por el facilitador que te responderá cualquier pregunta.

¿En un día lo he aprendido?

Sí, es una de las ventajas de esta herramienta, es sencilla y accesible a todo el mundo. En el curso te damos un manual con la teoría y un esquema de donde colocar las manos y en qué orden.

¿Me lo puedo aplicar a mí?

Sí, por supuesto te lo puedes aplicar a ti mismo y a los demás.

¿A quién se lo puedo hacer?

A tu familia a tus amigos, a tus clientes. Lo puedes usar como herramienta particular o profesional.

Además, cuando haces una sesión a otra persona, también activas tus barras.

¿Qué te llevas del curso?

El curso incluye:

  • Manual del curso
  • Clase Teórica
  • Lo ponemos en Práctica: Recibes 2 sesiones y Realizas 2.
  • Título Certificado
  • Entras en la base de datos de Acces Consciousness® como Practitionair.

¿Cuál es la inversión de esta certificación internacional?

Se aplican precios internacionales, de repetición y por edad:

  • Primera clase: 300€
  • Repeticiones: 150€
  • Entre 16 y 18 años: 150€
  • Menores de 16 años: Gratis!

¿Por qué hacer el curso con Espacio Alaia?

Nos gusta crear un espacio acogedor, en el que puedes sacar lo mejor de ti mismo, sin juicios, permitiéndote ser el ser increíble que ya eres.

Valoraciones (1)

1 valoración en Certificación Access Bars

  1. admin

    Lo primero Elena, darte las gracias por enseñarnos esta herramienta tan maravillosa.
    Lo segundo, nos han enseñado siempre que todo tiene que tener una causa y un efecto, buscando el porqué de todo, y ahí es donde reside el problema de por qué hay gente que no lo siente, sobre todo porque piensan que les va a dejar de doler tal o cual, pero yo al menos lo que estoy viendo, es que a los familiares a los que le he hecho las barras, están más tranquilos, duermen mejor y están afrontando la vida con otro punto de vista. Viendo el cambio a lo largo de los días y no como alguien piensa al tocarle con la varita mágica.
    Como siempre nos ha comentado Elena, las barras se dan y se reciben, por lo que no solo tenemos que centrarnos en quien las recibe, sino también en nosotros mismos, ese momento de poder “conectar” con esas personas que están alrededor nuestra, y que por culpa de los prejuicios que nos han impuesto, muchas veces ni les damos un abrazo acogedor.
    Dar las barras lo entiendo como un regalo, ya que conseguimos algo mágico, desconectar del mundo y ser realmente uno mismo, a la vez que como mínimo damos un masaje de cabeza.
    Os hablo desde el raciocinio puro (soy ingeniero) y desde que estoy dando las barras, he conseguido cambiar mi forma de ver la vida, dejándome llevar más por mis sentimientos y hacer/sentir lo que el cuerpo me pide, con la herramienta del ligero/pesado, y la verdad es que el nivel de estrés ha descendido considerablemente, consiguiendo con ello disfrutar más el presente, soltando la mochila del rencor y los prejuicios.
    Fdo. David Nieto

Añadir una valoración