Osteopatía infantil

¿Qué es la osteopatía pediátrica? 

osteopatia-infantil

La Osteopatía surge a finales del s. XIX como una corriente terapéutica basada en los sistemas autocurativos del cuerpo.

Su objetivo es devolver al organismo la movilidad tanto de estructuras óseas como de partes blandas. Así, el o la osteopata aplica con sus manos sobre el bebé, técnicas suaves y delicadas sobre la cabeza, columna vertebral, pelvis, etc. Todo ello para devolver el equilibrio fisiológico.

Algunos signos que nos hablan de este desequilibrio en los bebés y que pueden ser tratadas desde la Osteopatía son:

  • Lloro excesivo antes de las comidas que tal vez no se deba a un rechazo caprichoso a la comida, si no a molestias y tensiones en el diafragma o en la zona visceral digestiva, que pueden ser corregidas mejorando la relación entre niño/a y el alimento.
  • Dificultades en conciliar el sueño, pueden ser debidas a compresiones craneales sutiles que alteran los procesos circadianos del hipotálamo (ciclos del sueño) y que pueden ser liberados facilitando la inducción del sueño.
  • Esa tendencia chuparse el dedo en una edad ya avanzada, es un mecanismo inconsciente para intentar bombear el paladar y corregir alguna disfunción de la bóveda craneal que puede estar repercutiendo en tensiones en otras partes del cuerpo.
  • Un déficit de atención, dificultades en el aprendizaje o problemas de comunicación pueden ser debidos a pequeñas alteraciones craneales tras el parto-nacimiento.
  • Ciertas posturas adoptas por el niño/a tienen que ver con un sistema de compensación natural a desviaciones de la columna

 Si bien la Osteopatía infantil se utiliza para la mejora y resolución de algún problema de salud, a veces solo se trabaja de manera preventiva para evitar que los pequeños trastornos se conviertan en enfermedades serias a largo plazo.

Si quieres saber más sobre nuestras sesiones y talleres en Madrid, ponte en contacto con nosotras:

Elena Fernández Romero de Ávila